0

Los niños y el bullying

Muchas personas preguntan si existe un perfil de personalidad específico que determine que un alumno sea más propenso que otro a sufrir bullying o, dicho de otro modo, cuál es el motivo por el que unos niños sufren bullying y otros no.

Muchos niños sufren la pesadilla diaria de ser víctimas de las bromas y el acoso de algunos de sus compañeros de colegio.

Muchos son los factores que influyen en este tema tan complejo del bullying (profesores, sociedad, familia, medios de comunicación, etc.), no obstante, es importante destacar qué rasgos de personalidad comunes se han detectado entre los niños que sufren acoso escolar.

Niños deprimidos o decaídos

Algunos niños que no reciben el suficiente apoyo emocional en la escuela y/o en su casa, debido a que presentan algunas particularidades que les distinguen claramente del resto de alumnos, crecen sintiéndose inferiores a los demás.

Estos niños, no se sienten ni integrados, ni arropados en su diferencia, por lo que, desoyendo a su instinto, acaban por pensar que algo malo les sucede, que no son dignos de protección ni de cariño y que son menos válidos que los demás. Con el tiempo, tienden a auto convencerse de que, al ser tan indignos, se merecen todo lo malo que les sucede.

Cuanto más se repite el acoso, más daño recibe su autoestima, llegando al punto de verse tan mermada que, paulatinamente, estos niños dejan de defenderse.

No responden al ataque

Por lo general, el acosador siempre va probando a sus compañeros de grupo para detectar quién no se defiende ante pequeñas agresiones y saber quién va a ser la víctima perfecta.

La actitud y el lenguaje corporal (mirada evasiva, postura encorvada, nerviosismo, etc.) de algunos niños, le transmiten al buller el mensaje de que es muy poco probable que se defiendan de sus ataques.

Niños que carecen de actividad social

Muchos niños se ven aislados del grupo por ser diferentes a los demás. Los altos o los bajos, los que tienen un tono de piel diferente, los que sacan mejores notas, los que no tienen tantas habilidades sociales, etc., todos pueden convertirse en víctimas de bullying por haberse visto apartados del grupo.

Cómo ayudarles a mejorar sus debilidades

En resumen, podría decirse que hay cierto perfil de alumno susceptible de ser víctima de bullying. Casi todos los niños que sufren bullying suelen compartir, en mayor o menor medida, estas tres características.

Los colegios deberían tomar medidas para detectar a estos niños y trabajar con ellos y con sus familias para mejorar su confianza. También deberían poder detectar qué niños corren riesgo de acoso por no tener las redes sociales adecuadas en el colegio y poner en marcha los mecanismos necesarios para favorecer la integración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *